Geografía

Está enclavado en la penillanura cacereña, caracterizada por alternarse áreas en llano con otras de suaves ondulaciones, aunque también consta con terrenos accidentados como las sierras de San Pedro y Montánchez que los cierra al sur. Con alturas que oscilan entre los 390 y los 600 m, destacando el monte de la Lombriz (699 m) y Canchal Gordo.

En un área más restringida, donde se alternan el olivo con grandes dehesas de arbolado (encinas y alcornoques) y abundantes pastos, que configuran un corredor transversal que se extiende de este a oeste de la provincia cacereña.

Este corredor, cargado de historia, arte y monumentos, configura un espléndido paisaje, en el que predomina la encina, el alcornoque, la ganadería y la agricultura extensivas.

Las numerosas y diferentes especies del bosque y matorral mediterráneo que constituyen preferentemente la cobertura vegetal del territorio, proporcionan cobijo y medio de existencia muy propicio a una fauna riquísima.

Con respecto a las vías de comunicación en el término municipal, está documentada la existencia de una de las más importantes de las calzadas de la época romana en el territorio español, como es, la Vía de la Plata, ya que constituye el eje fundamental longitudinal en Extremadura, debido a que recorre el oeste peninsular desde Gijón a Sevilla, aunque actualmente cuenta con el paso a pocos metros de la A-66, más conocida como la Autovía de la Plata.